….. …EVOLUON. …Ώ Quíen te ha visto y quíen te vé?….

 

Yo creo que uno de los recuerdos mas bonitos, añorantes e inolvidables de los emigrantes españoles de Eindhoven y alrededores que ya regresaron a España e incluso de los que aquí aún residimos, es el recuerdo del Evoluón. Pienso que a quien nos tocó vivir esa historía o parte de ella, los que conocimos al Evoluón abierto al público, y disfrutamos del encanto que guardaban sus exposiciones, nos tenemos que sentir seres privilegiados, ya que vivimos un acontecimiento excepcional de la historia de Eindhoven y de Philips. En este artículo me gustaría hacer llegar a mis compatriotas, algunas. imágenes de esta joya arquitectónica que me han pasado o que he encontrado en internet o simplemente he fotografiado yo. Y estoy seguró que con sentimiento de nostalgia recordarán aquel hermoso tiempo. Esta historía que aquí les cuento, tiene una base personal. Son los recuerdos que yo tengo, las cosas que yo viví en este tiempo cuando rondaba los 17 años y lo que pienso hoy día de todo ello. Puede ser que esté confundido, puede ser que usted viera las cosas de otra manera y no coincidan con lo que expreso, pero creo que eso es lo mejor del asunto que alguien diga algo y se abra el debate. Yo aquí les invito a eso.

En la década de los 60 se empezó a construir el Evoluón. En un terreno que había sido cedido por el ayuntamiento de Eindhoven a Philips, para la realización del proyecto.

LA INAUGURACION

El 24 de septiembre de 1966, el mismo año que se inauguró el campamento residencial de El Prado en Eindhoven, todo Eindhoven se hayaba en fiestas. Frits Philips que a principio de los 60 se había convertido en el lider de la multinacional, había mandado organizar fiestas para los habitantes de la ciudad, pues en ese día, la firma Philips cumplía 75 años de existencia y Frits Philips aprovechaba este acontecimiento para inaugurar el Evoluón de Eindhoven.

 

El 24 de septiembre de 1966, aprovechando el aniversario de los 75 años de Philips, se inauguró el Evoluón.

La idea del Evoluón fue crear una exposición permanente donde se pudiera contemplar el desarrollo tecnológico a nivel terrestre y la contribución de Philips en este desarrollo, ofreciendo además a los visitantes la posibilidad de formar parte directa de la exposición pues muchas de las cosas expuestas requerían la participación de los visitantes. Durante los años 70 y parte de los 80, el Evoluón era visitado por más de medio millón de personas al año. Un español que durante varios años trabajó los fines de semana en la cocina del Evoluón, fue Pablos Luengo, (Seguramente habrá personas que se pregunten porque éste señor y yo tenemos el mismo apellido, pues para los más curiosos, y lo digo porque yo también soy muy curioso, este señor es mi padre) quien me contaba: ' Eso era increible, todos los días nos visitaban miles de personas, de todos los paises. Aquello parecia una casa de locos, no dabamos a basto en el restaurante, las camareras y camareros no corrían, ‘volanban! Y si aumentabamos el personal, apenas se notaba. ‘ vamos, que no hay palabras para explicarlo!'.

Pero apartír de la mitad de la década de los 80, las visitas eran menores pero siempre mayores que cualquier cine o sala de fiesta de Eindhove. En 1989, Philips decidió cerrar el Evoluón y convertirlo en un moderno centro de conferencias y otras actividades recreativas e industriales de instituciones privadas. Yo desconozco las soluciones que Philips y el Ayuntamiento de Eindhoven tomaron cuando la cantidad de visitantes empezó a descender. Pero tengo la impresión de que no se hizo lo imposible para salvar al Evoluón como exposición universal. En los años sesenta, cuando Philips presentó la idea, al ayuntamiento de Eindhoven, a éste le pareció tan estupenda y lucrativa para Eindhoven que decidieron ceder el terrero a Philips para este proyecto. Era algo bueno para Eindhoven y sus habitantes y no dudaron en apoyar su construcción. También tengo la impresión de que Philips tampoco hizo lo imposible, pues olvidaron el ejemplo que nos dejó Anton Philips cuando en aquellos dificiles años de 1890 recorrió personalmente media Europa para conseguir clientes a quien venderles las bombillas. Durante las noche viajaba en tren, durante los días buscaba clientes y así hasta conseguir la clientela requerida. Legendario fue aquel viaje en 1898 que le llevó hasta Rusia donde consiguió importantes compradores de las bombillas Philips.

 

Esta primera foto del Evoluón data de los años 60 y la segunda del 2002.

Desconozco si este ejemplo se tuvo encuenta cuando los dirigentes correspondientes decideron el cierre del Evoluón. Pero me da la impresión de que no se invirtió en una eficaz campaña de promoción a nivel mundial y también pienso que los dirigentes no consiguieron que la exposición caminara paralela con los cambios que se estaban desarrollando en el mundo de la tecnológia mundial. En la década de los 80, la innovación tecnológica evolucionaba a pasos agigantados, pero los responsables de la exposición no supieron mantener este ritmo. Creo que si el Evoluón hubiera podido salvarse y hubiera seguido mostrando al mundo sus encantos, Hoy día seguiría siendo la tarjeta de visita de Philips y la perla de Eindhoven. Sí es cierto que en esa época, Philips se resentía económicamente. La competencia con el mercado asiático y americano empezaba a convertirse en mordaz y Philips se veía obligada a recortar gastos. Pero sigo pensando que el cierre del Evoluón como exposición universal fue una decisión precipitada, que ni Philips ni el ayuntamiento de Eindhoven hicieron lo posible por salvarla y por cuestiones económicas que el ciudadano de Eindhoven nunca ha llegado a comprender y por el abandono y el desinterés político local y nacional, el Evoluón es hoy día un recuerdo, un vestigio, un monumento de un pasado cercano, de una época gloriosa en la historia de la ciudad de Eindhoven, de Brabante, de Holanda. Una época en que la ciudad de Philips era una de las más visitadas de Holanda y todo gracias a ese imponente 'platillo de las ciencias'.

 

Así se veía el Evoluón en los años 70, si te sentabas en un banco. ..Así se vé hoy día y de pie, pues ya no hay ni bancos donde sentarte.

LOS ESPAÑOLES Y EL EVOLUON

Para muchos emigrantes españoles, el Evoluón era algo más que una atracción. Durante un tiempo, fue lugar de encuentro de los emigrantes 'celtíberos'. Había tres sitios donde los españoles solían acudir con bastante frecuencia: Los centros españoles, el Philips van Lennenpark de Strijp y el Evoluón. Todas las familias españolas, cuando recibían visitas de España o de otra ciudad de Holanda, lo primero que les enseñaban en Eindhoven era el Evoluón. Yo personalmente recuerdo que muchas veces los españoles que acompañaban a los equipos españoles de fútbol que venían como invitados a jugar en el torneo del Centro Español, cuando llegaban al Centro siempre preguntaban como llegar al Evoluón. Haber estado en Eindhoven y no haberse sacado una foto en el Evoluón era algo imperdonable. Además a los españoles de Eindhoven les gustaba mucho pasear por el parque del Evoluón, junto a ese 'platillo volante de cemento'. Recuerdo que nosotros, los jovenes españoles que formábamos nuestro grupo, nos soliamos juntar detrás del Evoluón y a escondidas nos fumábamos nuestros cigarrillos, pero siempre teníamos que estar atentos de que no nos viese alguna persona española de las muchas que solían pasear por allí, pues de ser así, era seguro que nuestros padres se enterarían ya que los españoles en Eindhoven viviamos igual que en los pueblos españoles; nos conociamos todos y hasta nos poníamos motes: el Químico, el Peque, el Indio, el Torero, el Moro, el Chino y muchos otros más y si algún español tenía mote en su pueblo, aquí ese mote se seguía usando, e incluso los lugares los asociábamos con lugares españoles, por ejemplo Gelderlandplein en Drenst Dorp, para los españoles era La Plaza de España pues era uno de los lugares donde más españoles vivian juntos, y claro, casi a todos les daba por pasear junto al famoso platillo.

 

Grupo de emigrantes españoles de visita en el Evoluon. ……………… José Gómez Medina, un grato recuerdo.

Las nuevas generaciones que habitan Eindhoven, solo le conocen por fuera y a distancia. Iganoran que en un tiempo, ese lugar fue uno de los más visitados de Holanda. Gentes de muchos lugares del mundo tenían como objetivo de sus vacaciones, excursiones, o simplemente el fin de semana, visitar este emblemático lugar.

Ahora, una valla por la parte de alante y un gran dique por la parte de atrás impiden a los Eindhovenos acercarse a ese monumento y sentir esa impresión que dá cuando te encuentras bajo los techos exteriores de ese 'platillo volante' y digo platillo volante porque esa fue mi impresión cuando lo ví por primera vez, pero cada vez que paso frente a él me acuerdo de aquella primera impresión como si lo estuviera viviendo otra vez.

Jovenes españoles paseando por el Evoluon.

Era el verano de 1974. Mis padres encomendaron la misión a Serafín Vera de traernos, a mi hermano mayor y a mí a Eindhoven, para pasar las vacaciones. Serafín Vera era un emigrante extremeño, ya retornado, a quien yo veía mas pinta de Guardia Civil que de emigrante. Sería por ese delgado y largo bigote que terminaba en encaracoladas puntas allí donde el labio superior se une con el inferior. Este hombre era para la carretera como para el mar lo es esa persona que llaman 'viejo lobo de mar'. Se las sabia todas. E incluso sus mañas para pasar las aduanas sin que le registraran. Recuerdo que cuando llegamos a la aduana hispano-francesa el guardia que nos pidió los pasaportes le preguntó si tenía algo que declarar y él le dijo sonriente: 'Tengo tres botellas de coñac, lo suficiente para aguantar un año en Holanda.' El guardia dibujó una sonrisa en su rostro y le dice: 'Venga, sigan para alante y buen viaje.' La verdad es que Serafín llevaba el portamaletas lleno de botellas y chacina. El se conocía el camino de Plasencia a Eindhoven de memoria, con atajos incluidos. En ese tiempo, la mayoría de las carreteras eran comarcales o nacionales y había que atravesar por el corazón de ciudades como Salamanca, Valladolid, Burgos, Vitoria, Burdeos y París entre otras. Pero él conocía bien los cruces y direcciones en las grandes urbes y sabía muy bien cuando era la hora de la parada obligatoria. Este emigrante y su coche podrían contar cientos de divertidas e increibles anecdotas. Serafín y su viejo coche, Don Quijote y Rocinante; relativamente es mucha la similitud, aunque de esta clase de quijotes está la emigración española llena, la pena es que no hay Cervantes para que escriban tales aventuras.

  Matrimonios españoles visitando el platillo volante de cemento.

Llegamos a Eindhoven. Yo iba dormido en el sillón trasero, cuando unas voces me despertaron: ‘ si parece un platillo volante! Decía la voz de mi hermano. Yo me incorporé y mirando por la ventanilla izquierda apenas me podía creer lo que estaba viendo: un enorme platillo volante con grandes y casi triangulares ventanas en su esfera superior que se encendían y apagaban consecutivamente. Era algo increible, me costaba asimilar lo que estaba contemplando mientras me resfregaba los ojos y con la parte delantera de la mano me secaba la barbilla que durante el sueño la había tenido en remojo.

Otro de los casos que más me impresionó al llegar a Holanda fue ver todas las habitaciones y escaleras de la casa alfombradas. Acostumbrados a las frías losas de España, aquello parecía un palacio de las Mil y una Noches. Mis hermanos y yo, pasábamos más tiempo en el suelo que de pie. Me dió la impresión que el eslabón perdido entre el mono y el hombre, que buscan antropólogos paleontólogos y arqueólogos, fue una alfombra, o algo que se le pareciera. Bueno, esto es una hipótesis personal, se puede discutir.

LA SEPTIMA MARAVILLA DEL MUNDO

Ώ Quíen no conoce las siete maravillas del mundo? La biblioteca de Alejandría, los jardines de Babilonia, las Torres de Hercules etc… Hay que tener en cuenta que esta selección se hizo antes de construirse el Evoluón. De haber sido en la década de los '70, indudablemente el Evoluón habría sido una de ellas por eso yo pienso que el Evoluón es la séptima maravilla del mundo. Hay otros que piensan que la séptima es la Torre de Piza o la Torre Ifel, también los hay que se decantan por la Alhambra de Granada, o las desaparecidas torres gemelas de Manhattan, e incluso los más osados añaden a la lista el hermoso y castuo pueblo cacereño de Garganta la Olla. Sobre este último ejemplo prefiero reservarme mi opinión, pues el haber nacido allí me hace sospechoso y podría pensar el lector que estamos ante un típico caso de tráfico de influencias. Pero sin duda alguna, yo pienso que entre todas las nombradas y otras no nombradas, es el Evoluón de Eindhoven quien se lleva el gato al agua. ( haber como traduzco yo ahora esto al holandés) Creo que esta excepcional e imponente obra de arquitectura moderna es la séptima maravilla del mundo, además de haber marcado un antes y un después en el mundo científico y tecnológico terrestre y tambien en el arquitectónico, ‘Claro que sí! Desde luego esto también es una opinión personal que no esta exenta de debate.

Otra imágen del interior del Evoluón en los años 70.

LO QUE FUE

Fue un tiempo glorioso para Eindhoven y sus habitantes. El Evoluón no solamente era un centro donde se exponía la evolución tecnológica universal. El Evoluón llegó a ser un concepto. Un lugar obligado de visita para mucha gente en el mundo. Tanto si estaba abierto como si estaba cerrado, pues a las gentes les gustaba pasear por sus parques y entornos. Les gustaba sentarse en un banco y contemplar a los cisnes en el esférico estanque, que aveces más que un estanque te parecía que era la luna, que se había bajado un ratito del cielo para acompañar a ese platillo volanten que no sabía volar. O simplemente contemplar esa obra arquitectónica que te hipnotiza y cuanto más la miras más te adentra en el agradable y enigámtico trance de la admiración.

 

Dos fotos del interior actual del Evoluón. La tercera pertenece al interior del platillo de los años 70.

En su entorno la vida se vivía de otra forma. Las gentes disfrutaban de cerca tan maravilloso lugar. Los niños jugaban, saltaban y corrían bajo el platillo y entre sus gruesas columnas, inventaban historias fantásticas, talvez de extraterrestres, tal vez de super heroes y tenían como escenario el mejor de todos. Las parejas de novios, se citaban en los lugares más resguardados para vivir sus momentos más íntimos. Grupos de jovenes y jovencitas se juntaban en los verdes prados para hablar de sus cosas y escuchar música con un radiocassette portatil, (seguramente un Philips) en fin, este edificio, apesar de ser una extructura de hormigón y otros materiales comunes de construcción, sigue teniendo algo enigmático, algo extraordinario que atrae a la gente como si se tratase de una fuerza extraterrestre que al conterplarle te llama, te invita a que te acerques y por unos momentos, esta extraña fuerza se apodera de tí y te da la impresión de haber llegado a otro lugar donde el tiempo parece pararse.

Hoy día, las vallas que cercan el recinto y los diques colocados en la parte trasera, privan a las gentes de Eindhoven de disfrutar de la mágia del lugar, les quitan el derecho de disfrutar de esos encantos que, yo me imagino, el creador de esta obra quiso regalar a los Eindhovenos.

A las gentes se les ha prohibido pasear por sus parques, (tanto, que hasta han quitado los bancos de los caminos) a los niños se les ha prohibido vivir aventuras en el mejor escenario, los jovenes ya no se juntán allí y a las parejas de novios desconocen la protección de sus escondidos rincones. Es decir, al ciudadano Eindhoveno, se le ha privado de disfrutar una de las mejores sensaciones que durante mucho tiempo se disfrutaron en la Ciudad de la Luz y por la cual los habitantes de Eindhoven se sentían orgullosos.

 

Las dos primeras fotos se hicieron en los comienzos de la exposición y la tercera es una imágen actual del interior del edificio.

Yo creo que si esto no hubiera sido así, si Philips y la Administración holandesa hubieran intentado algo eficaz por salvar lo que el Evoluón representaba, ahora Eindhoven no tendría esa etiqueta que le hace una de las ciudades más aburridas de Holanda, cuando antes nunca lo fue. Claro que esto es una deducción personal que tampoco está exenta de debate y si se quiere de referendum y digo referendum porque pienso que ésto es lo que tenía que haber hecho la dirección de Philips y el ayuntamiento de Eindhoven, un referedum con todos los ciudadanos para el cierre y el cerco del Evoluón, o aunque sólo hubiera sido por el cerco, por los bancos de descanso, pues el que las gentes disfruten de sus entornos no quita ni pone en el estado económico de Philips. Bueno, usted ya lo sabe, esto también es una opinión personal, se puede discutir si lo desea, lo demás…es historía.

M.A.Luengo Tarrero.

 ……..

En esta foto de comunión de Juana Sánche Pulido, que fue tomada desde la puerta de la ya desparecida Iglesia Koenraadkerk, podemos ver el Evoluón al fondo. Hoy día no se podría ver pues las nuevas edificaciones en esa zona verde impiden que se pueda ver el platillo desde este lugar. A la derecha podemos ver la antigua iglesia, imagen tomada desde el parque del Evoluón. Ambas fotos fueron hechas a finales de los '70.

…………. Al final de los 60

………….Al final de los 70

…………….. Al final de los 80

 ………………..

Foto tomada en los 90. ……………………………….. Foto hecha en el 2002

 

Las dos primeras fotos han sido hechas el 25 de junio del 2003. La tercera data de los años 70 y se vé parte del interior del platillo.

…………………

Este mosaico del Evoluon fue diseñado por Frank Overzier, asistente social en Loket W y fue realizado por un grupo de pensionistas cordinados por la señorita Janienka Bergmans, en tiempo de prácticas, a las ordenes de Henk Berkens de Loket W en el año 2001.

 

Este magnífico bordado sobre Eindhoven, se puede contemplar en la sala grande del Círculo Español de Strijp en Koenraadlaan 100. Esta obra de arte lleva ya años colgada en el muro de dicha sala pero nadie me ha podido decir quien fue el autor. El Evoluón es una de las seis imágenes que componen esta obra de 200 cm por 150 cm.

……………………..

…………………...

 

…………………………………. Fotos recientes del exterior y el interior del Evoluón.

…………

………….

 

Estás dos fotos las encontré navegando por internet. Son proyectos futuros para el Evoluón y su entorno.

Más información sobre el Evoluón en holandés e inglés en: http://home.iae.nl/users/pb0aia/evoluon/

Otras fotos: http://members.lycos.nl/eindhovenfoto/stadsgezichten/evoluon.htm

Otras viejas imágenes del Evoluón: http://beeldbank.nationaalarchief.nl/?mrx_mod=geavanceerd_zoeken&show=1&option=com_memorix&PHPSESSID=3be72f94a2d3a23de15edfd3561a842a

Salir.